¿Tienes dificultades para realizar las tareas que te propones? No te preocupes, a mucha gente le pasa y se pregunta “¿cómo puedo dejar de procrastinar?

¡Sigue leyendo para DESCUBRIRLO!

¿Cuál es el secreto para evitar la procrastinación?

A la mente humana le encanta distraerse, y es por eso que a veces nos puede costar tanto ponernos con un trabajo. Sobre todo antes de empezar.

Para los que no lo saben, según Wikipedia, procrastinar se define como “es la acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables por miedo a afrontarlas“. Es decir, cada vez que postergas o pospones algo que es importante hacer, aunque sea una sola vez cada 10 años, estás procrastinando. Y eso no es bueno para tu productividad.

¿Quieres descubrir cómo acabar con la procrastinación? ¡Estos son 5 tips o consejos para que lo consigas!

Perdónate

tecnicas acabar con la procrastinacion

A veces, irónicamente, la propia culpabilidad por haber procrastinado nos frustra y nos hace seguir haciéndolo. Es por eso que hay que acabar rápidamente con cualquier tipo de juicio que hagamos sobre nosotros mismos.

La negatividad no nos llevará a ningún lado.

Aunque parezca mentira, cuando dejamos de centrarnos en nuestros errores, los cometemos menos. Si nos liberamos de la culpabilidad, la probabilidad de que procrastinemos bajará, según varios estudios hechos en estudiantes.

¡No pierdas más tiempo!

Redefine tus metas

define tus metas
Céntrate y focaliza tus metas, como si pasaras unos hilos por el cabezal de una aguja

La procrastinación muchas veces surge de la frustración de no sentirse capaz (o con ganas) de realizar una actividad que nos sobrepasa. Esto puede tener mucho que ver con las expectativas que tenemos con respecto a nuestros resultados.

Es muy fácil decir “voy a ir al gimnasio cada día”, pero cuando nos ponemos a ello vemos que el 99% de la gente no lo consigue. Esto es porque tiene las expectativas muy altas y esto es algo que debemos evitar.

Es bueno querer ser productivo y hacer muchas cosas, pero eres un ser humano

Si procrastinas mucho, plantéate bajar un poco tus expectativas para no frustrarte tanto. Márcate objetivos más pequeños y fáciles de conseguir, todo lo que hagas a partir de entonces será extra, pero lo harás más animado.

Plantéate subdividir tu trabajo en pequeñas tareas que vas cumpliendo, así parecerá que avanzas mucho más y será más fácil saber cuando descansar (entre subtareas).

No te preocupes por tu productividad, que estoy seguro de que no vas a trabajar menos. Todo lo contrario. Trabajarás más a gusto y serás más constantemente.

Mejora tu entorno de trabajo

forma de dejar de procrastinar

Lógicamente, las características de nuestro entorno de trabajo puede afectar mucho a nuestra productividad. Si tenemos un escritorio lleno de distracciones nos distraeremos más, o si trabajamos desde la cama el cuerpo no se activará suficiente.

Aparta todo lo que te sea innecesario para trabajar. Esto incluye, aparte de los objetos innecesarios encima de tu escritorio (la tableta, el móvil, un cubo de Rubik, etc.), todas las pestañas y aplicaciones que tienes abiertas en el ordenador que estás usando.

redes sociales y la procrastinacion
Las redes sociales cada vez nos hacen más distraídos y menos productivos

Si tienes menos cosas por hacer, inevitablemente invertirás más tiempo y te concentrarás más. Si te cuesta mucho no abrir Facebook o Instagram, los puedes bloquear temporalmente. Usando aplicaciones como StayFocusd. Aunque a veces con solo desconectar internet ocurre la magia y empiezas a currar.

Otra opción, que le funciona a muchas personas que trabajan desde casa, es cambiar de lugar de trabajo. Irse a trabajar a una cafetería, a una biblioteca o simplemente cambiarse de habitación en la misma casa.

Nuestro cerebro inconscientemente asociará nuestro espacio de trabajo con un estado mental, y podremos entrar automáticamente en modo trabajo. Está bien separar ocio de trabajo ¿no crees?

Además, también es muy importante que estés cómodo y tengas todas tus necesidades biológicas bien cubiertas. No es lo mismo trabajar con mucho sueño y hambre ¿verdad? Haz lo que tengas que hacer antes de empezar a trabajar, pero hazlo a conciencia y luego trabaja.

Así que ya sabes prepárate para que no haya impedimentos para trabajar en tu zona de trabajo.

Apunta tus preocupaciones

apunta tus preocupaciones

Una de las razones por las cuales nos desconcentramos en plena tarea es el surgimiento de pensamientos residuales.

Son pensamientos que afloran cuando nuestra mente está precisamente concentrada y en silencio, cuando solo quedan esos pensamientos a los que no les hemos hecho caso antes o con ideas revolucionarias que solo ocurren cuando nos empezamos a aburrir.

Lo mejor que puedes hacer en ese momento es apuntarte todas estas ideas y preocupaciones de cosas para hacer más tarde en una lista. Puede ser en papel o en formato digital. La cuestión es que al escribirlas te las sacarás de la cabeza y si son importantes ya no tendrás que preocuparte por recordarlas. Con revisarlas luego tendrás suficiente.

¡Fuera preocupaciones!

Pomodoros

la tecnica pomodoro para acabar con la procrastinacion

¡Ah, los Pomodoros! Una gran técnica de productividad ya muy conocida que te ayudará a ser mucho más productivo. Lo mejor es que se puede adaptar al gusto de cada uno.

Siendo extremadamente simples, esta es una técnica de gestión del tiempo, que consiste en plantearte trabajar un pequeño período de tiempo en una sola tarea. De tal forma que sea tan poco tiempo que no puedas decir que no. Y añadiendo también pequeños descansos totalmente preparados.

Originalmente, esta técnica consistía en períodos de trabajo de 25 minutos, que se llama pomodoro, focalizándote en una subtarea concreta (siguiendo el tip nº2) y descansando 5 minutos. Pero ojo, si llevas 4 pomodoros seguidos hechos, entonces descansas el triple, que serían 15 minutos. De esta forma no te cansarás tanto y seguirás siendo 100% productivo.

Todos estos tiempos se pueden cambiar a tu voluntad, pero lo recomendado es empezar con el modelo estándar. Cuando lo hagas por más tiempo, verás qué te funciona mejor. Yo, por ejemplo, he estado trabajando mucho tiempo con otro para escritores (que es 52 minutos de pomodoro y 17 de descanso).

¡Eso es todo por hoy!

Ojalá a mí me hubieran dado todos estos consejos sobre productividad cuando me costaba mucho concentrarme al estudiar o hacer deberes en la universidad.

¡Conseguirás grandes resultados cuando dejes de procrastinar siguiendo estos consejos!


Estos son consejos que te servirán para siempre, cualquiera que sea tu trabajo. Aplícalos y no te arrepentirás.

Si quieres recibir avisos cuando publique algo, puedes suscribirte a mi canal personal de Telegram, o al de Productividad. También tienes la opción de recibir un correo:

Suscríbete por correo

¿Quieres que te envíe novedades de cosas que publique directamente a tu correo? Prometo no ser pesado
(Si te lo piensas mejor, en cualquier momento podrás desuscribirte clicando en los botones correspondientes en los correos que te mande.)

Publicado originalmente en Ser Positivo